Portada: Título: La gran mascarada.

La gran mascarada

Autor: Jean Francois Revel Temas:  - Historia
- Política
- Ideologías
Editorial:  Taurus Páginas: 319
Lugar de Publicación: Madrid Fecha: 2000

  Sipnosis:

  Durante la década 1990-2000, la izquierda ha hecho esfuerzos sobrehumanos por no sacar fruto del naufragio de sus propias ilusiones. ¿Qué ha sido exactamente esta "gran mascarada"? ¿No será otro ejemplo más del divorcio entre el narcisismo ideológico y la verdad histórica? Éste es el extraño equívoco que narra este libro y la "desconcertante mentira" que intenta explicar.

  El libro aparece con una faja que dice: ¿Por qué se perdonan más fácilmente los crímenes del comunismo que del nazismo? Pasados unos segundos de profunda perplejidad uno se pregunta ¿Pero todavía estamos así? ¿Es que los hechos no han dado suficiente respuesta a ese tipo de preguntas? Los mismos hechos parecen demostrar que no, pero ¿Por parte de quién? ¿Cómo? ¿Por qué?. Este libro responde a estas preguntas, y ciertamente, teniendo en cuenta, por una parte las respuestas del autor y por otra las que hacen los defensores de la utopía socialista, recogidas en la obra, se entiende perfectamente la visceral reacción de los supuestos utópicos que nos quieren hacer olvidar el socialismo real. Pero, ¿Quién puede estar interesado en ocultar la verdad? La deducción lógica nos dice que todo aquel que esté interesado en mantener la mentira.

  Para mantener la mentira y teniendo en cuenta los hechos que estamos analizando, el comunismo, es evidente que debemos camuflar la realidad vivida, para ello deberemos equiparar el comunismo con unos ideales universales, que produzcan al mismo tiempo la simpatía universal, para que nadie ose a cuestionarlos. Y todo ello contraponiéndolo a lo que para ellos ha sido y es el único mal que hemos padecido en el último siglo las sociedades liberales, en definitiva las democracias. Eso se consigue manteniendo, a toda costa, los valores de justicia, igualdad y libertad como sinónimos de comunismo. Es por ello que el autor dice " La izquierda acepta reconocer, al menos parcialmente, la verdadera historia del comunismo pero amputándole su sentido".

  Teniendo en cuenta que para vender esta consigna es necesario poner en marcha una campaña publicitaria eficaz, sus publicistas lo pusieron en marcha, pero no en 1989, año de la caída del comunismo, sino en los años 20, porque ya entonces se necesitaba de una campaña "informativa". Este diseño premeditado del engaño, como comenta el autor, no es nuevo aunque se nos quiera vender como verdad irrefutable, incuestionable y novedosa.

 


¿Has leído el libro, te interesa el tema, lo recomendarías? Queremos saber tu opinión y todo aquello que quieras contarnos. Háblanos!!