Portada: Título:  Perdonen las molestias.

Perdonen las molestias

Autor: Fernando Savater Temas:  - Historia de España
- Política
- Actualidad
Editorial:  Aguilar Páginas: 328
Lugar de Publicación:  Madrid Fecha: 2001

  Sipnosis:

  Este libro es la crónica de una batalla sin armas contra las armas, un testimonio reflexivo y apasionado del compromiso cívico de un intelectual ante la violencia. Pero con frecuencia estos breves ensayos van más allá de las circunstancias del terrorismo en el País Vasco y configuran una meditación necesaria sobre el sentido de la democracia moderna, los derecho de la ciudadanía, la defensa del Estado garantista en Europa y las extralimitación de algunos guardianes demasiado celosos. Una perspectiva diferente para quienes no se sientan indiferentes.


¿Has leído el libro, te interesa el tema, lo recomendarías? Queremos saber tu opinión y todo aquello que quieras contarnos. Háblanos!!


Prólogo I:

  Este libro, desgraciadamente, también versa sobre el nacionalismo vasco. Lo lamento por ustedes y por mí. Ustedes ya conocen demasiados libros acerca de esta cuestión, tratada desde todos los puntos de vista: periodístico, antropológico, histórico, jurídico, novelesco- Que yo sepa, sólo falta un buen estudio psiquiátrico, quizá el enfoque más prometedor: pero todo se andará. En cuanto a mí, merezco aún más compasión pues he debido leerme todas las obras aludidas y además dedicar horas a escribir sobre un tema que me parece obtuso, árido y superfluo. Buscar raciocinio en Sabino Arana o sus más directos herederos es tan ímprobo como intentar aprender floricultura en el Sahara. Intentar contrarrestar sus -digámoslo así- ideas con eyaculaciones españoleantes de Primo de Rivera o Maeztu resulta no menos agotador. Ser científicamente objetivo con los «hunos y los otros» -como diría Unamuno, que también se las traía a este respecto- supera mis fuerzas y, sobre todo, desborda mis ganas. Entonces ¿por qué coño nos encontramos ustedes, abrumados de bibliografía, y yo, remiso a incrementarla, en esta página doliente?

  Tranquilícense, tenemos coartada. Ustedes son ciudadanos españoles del siglo XXI, preocupados por la estabilidad democrática de su país y perplejos ante la violencia terrorista que la amenaza precisamente a partir de una de sus regiones más prósperas y con mayor emancipación autonómica. Quieren comprender timaciones que se ofrecen para esta rebelión de los privilegiados. Por mi parte, más directamente egoísta, me ocupo del nacionalismo en defensa propia. Leo lo que se escribe sobre él con la misma asqueada pasión con que se documentan sobre el cáncer o el SIDA aquellos infortunados a los que les ha tocado padecer las consecuencias probablemente letales de tan aciagos morbos.